El arbitraje como método alternativo de resolución de conflictos

El arbitraje como método alternativo de resolución de conflictos es de gran eficacia. No debemos olvidar que la justicia ordinaria es de gran lentitud y de lo más rígida, lo que sumado a la gran complejidad que suelen tener las controversias que aparecen entre los consumidores y clientes, hacen necesario que haya una forma alternativa para resolver los conflictos que se produzcan, lo que explica, como nos dicen los expertos de clubarbitraje.com su gran éxito. Estamos ante una solución de lo más sensata.

¿En qué consiste el arbitraje?

Básicamente estamos hablando de un método para resolver conflictos que se base en la autonomía de la voluntad de las partes, donde uno o varios terceros son designados por las partes o siguiendo el procedimiento que queda establecido en el convenio arbitral que se suscribe en las dos, solucionando las controversias que aparecen en las materias de libre disposición.

En el convenio se produce un acuerdo entre las partes por el que se va a designar de mutuo acuerdo la cantidad de árbitros que se encargarán de solucionar la controversia y los requisitos que se tienen que reunir, así como el lugar y el idioma del arbitraje.

De igual manera se tiene que hablar del derecho aplicable al fondo del asunto, así como el procedimiento por el que se va a regir el arbitraje, el cual se puede someter al reglamento en las muchas cortes de arbitraje españolas o de fuera de nuestro país.

En el convenio es posible incluir las posibles cláusulas en el contrato que se encarguen de la regulación de las relaciones entre las partes o pasar a suscribirse una vez aparezca la controversia en este sentido.

¿Cuáles van a ser las características del arbitraje?

Rapidez

La velocidad que tiene si lo comparamos con el procedimiento judicial es evidente, pues en una sola instancia suele ser bastante largo, si se compara contra las sentencias que dictan los jueces en primera instancia, pudiendo presentarse recursos de forma sucesiva, lo que puede hacer que se eternicen.

Los arbitrajes son una forma rápida y flexible que se basa en la autonomía de la voluntad de las partes, que son las que van a decidir cómo y en qué momento se resuelve.

Especializarse

A veces las controversias que aparecen en las relaciones con la clientela y proveedores necesita de árbitros con la debida cualificación y que sean conocedores, tanto del sector como de la problemática del mismo y que dispongan de la debida formación para solventar la controversia existente.

Confidencialidad

Se distingue de las resoluciones judiciales, que básicamente son públicas, donde las partes lo que hacen es pactar la confidencialidad de lo que se va a tratar mediante el procedimiento del arbitraje.

¿Cuándo se tiene que acudir al arbitraje?

Se debe cuando hay una serie de controversias que aparecen por la contratación de bienes o servicios. Aquí puede ser nacional o internacional. Cuanto mayor sea la especialización o la celeridad que se precise de la resolución, más importante va a ser la conveniencia del arbitraje como tal.

¿Cómo se soluciona el arbitraje? ¿Podemos recurrir la resolución que se produzca?

La solución llega mediante las emisiones de un laudo por el árbitro o árbitros que se designen, un laudo que va a ser obligatorio para las partes y que no se puede recurrir. El caso es que va a poder ser anulado cuando una de las partes lo vaya a solicitar en el periodo de los dos meses siguientes a que se emita, solo si se van a dar algunas de las causas que estén previstas en las leyes.

Existencia y validez en el marco del convenio arbitral

Regularidad en cuanto al procedimiento

Cumplimiento del orden público en el sentido material o procesal

¿Qué podemos hacer con el laudo? ¿Es válido fuera de nuestro país?

Este laudo que se dicta tiene reconocimiento y se puede ejecutar con el procedimiento sencillo en todo país que forme parte de la Convención de Nueva York de 1958, en la que está presente nuestro país.

Una vez dicho esto, esperamos que tengas claro todo lo necesario para valorar tal y como es debido a la opción del arbitraje, que todavía no es tan conocida como debiera y que realmente da muchas ventajas a todo aquel que se vea en una situación donde la practicidad y la rapidez a la hora de dar soluciones está presente.

Así que ya sabes, si quieres conocer más sobre el tema, no dudes en ponerte en contacto con los profesionales o documentarte en Internet, que realmente nos lo pone fácil.

Otros artículos

El respeto por la confidencialidad y los datos personales es la base de la confianza en las agencias matrimoniales

Casarse siempre ha sido una de las grandes aspiraciones de hombres y mujeres a lo largo de toda la Historia en un gran número de culturas. Es algo que, desde luego, siempre ha estado en la mente de todos nosotros y nosotras porque siempre hemos querido iniciar una vida con la persona que siempre hemos deseado. Aunque es verdad que la popularidad de los matrimonios crece y decrece dependiendo del momento histórico en el que nos encontremos, siempre ha quien desea llegar a un momento como este para comenzar una nueva vida, una vida ilusionante.

El Código Estructural en la construcción

Con fecha 10 de agosto de 2021 se publicó en el Boletín Oficial del Estado núm. 190, el Real Decreto 470/2021, de 29 de junio, por el que se aprueba el Código Estructural. Esta nueva normativa, que se desarrolla a través de 36 capítulos y 124 artículos, entrará en vigor a los tres meses de su publicación, y pretende responder a la necesidad de actualizar la legislación vigente en materia de construcción de las estructuras, ya sean estructuras de hormigón, estructuras de acero o estructuras mixtas, de hormigón y acero, y que se realicen tanto en edificación como en ingeniería civil.

Las comunidades vecinales se ven obligadas a realizar derramas por la ITE

La ITE o Inspección Técnica de un Edificio es un sistema de control de los edificios de viviendas de carácter obligatorio, con el que se confirma que el propietario cumple con su deber de rehabilitación y conservación. Además, sirve para comprobar el nivel de seguridad del inmueble y sus habitantes.