Esto es lo que dice la ley sobre las mudanzas

En la vida hay varios malos tragos que tenemos que pasar. No siempre es de color de rosa. Y uno de los más costosos es el de realizar una mudanza. Hay que reconocer que a nadie nos gusta tener que hacer de tortuga y llevar de un lado a otro nuestra casa o nuestra oficina. Son días de desconcierto, de cabeza en otras cosas y de dolores de espalda. Afortunadamente nuestra recomendación es que te pongas en manos de empresas profesionales que te lo hagan.

Ahora bien, también te recomendamos es que conozcas lo que dice la legislación sobre las mudanzas. Y es que no todo es subir a un camión sillas, mesas y camas y trasladarse de lugar. Como suele ocurrir en todas las cosas, hay una serie de normas y leyes que rigen este tipo de acciones. Si no quieres llevarte una sorpresa en forma de multa, toma nota para la próxima vez.

En el 2007 se aprobó el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se autoriza el texto sintetizado de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes adicionales que rigen la actividad de las empresas de portes y mudanzas. En la actualidad, las empresas de mudanzas se rigen por la Ley 15/2009, de 11 de noviembre, que regula el contrato de transporte terrestre de mercancías. Es importante, que como consumidor, conozca los derechos y las garantías que deben ofrecer estos profesionales, para evitar contratiempos una vez que ya estés instalado en tu nuevo hogar.

Algunos puntos que dice la ley son los siguientes:

Las operaciones de carga de las mercancías a bordo de los vehículos, así como las de descarga de éstos, serán por cuenta, respectivamente, del cargador y del destinatario, salvo que expresamente se asuman estas operaciones por el porteador antes de la efectiva presentación  del  vehículo  para  su  carga  o  descarga.  Igual  régimen  será  de  aplicación respecto de la estiba y desestiba de las mercancías.

Salvo que se haya pactado otra cosa, el cargador deberá acondicionar las mercancías para su  transporte.  Los  bultos  que  componen  cada  envío  deberán  estar  claramente identificados  y  señalizados  mediante  los  correspondientes  signos,  coincidiendo  con  la descripción de los mismos contenida en la carta de porte.

Cuando el vehículo haya de esperar un plazo superior a dos horas hasta que se concluya su carga y estiba o desestiba y descarga, el porteador podrá exigir al cargador una indemnización en concepto de paralización

Una mudanza contratada

Si eliges que sea una empresa de mudanza la que lo realice, lo primero que tienes que hacer es comprobar que la empresa de mudanzas está incluida dentro de la Junta Arbitral de Transporte, un organismo mediador en caso de litigio o falta de conformidad con el servicio prestado.

Hay empresas, como es el caso de Mediterráneo Expres, que te hacen la mudanza pero además te realizan la instalación de los muebles. Algo que para las personas mayores o para los menos mañosos viene muy bien. La verdad es que no suele haber problemas, pero en caso de que haya daños y desperfectos, tienes que tener en cuenta lo siguiente. Los daños deben quedar reflejados en el mismo momento de la entrega por escrito en el inventario o el contrato que el transportista le entregue. Por el contrario, si es algo que te has dado cuenta cuando ya estás en casa, podrás reclamar dentro de los siete días laborables siguientes a la entrega.

Una mudanza casera

Como te decíamos antes, mucha gente, mucho valiente, se atreve a realizar la mudanza de manera individual. Pues bien, tiene que saber que el artículo 14 del Reglamento General de Circulación determina que la carga transportada en un vehículo, así como los accesorios que se utilicen para su acondicionamiento o protección, deben estar dispuestos y, si fuera necesario, sujetos de tal forma que no puedan arrastrar, caer total o parcialmente o desplazarse de manera peligrosa. Es decir, que te pueden multar si no llevas los muebles bien sujetos.

De esta manera, ningún objeto tiene que quedarse suelto en el interior del coche porque en caso de accidente o detención brusca se convierte en un proyectil que puede causar lesiones. Así que ya no solo lo hagas por la multa, hazlo también por la seguridad tuya y de los tuyos.

Otra norma del reglamento también dice que la carga llevada en vehículos no destinados exclusivamente al transporte de mercancías podrá sobresalir de la proyección en planta del vehículo por la parte posterior hasta un 10% de su longitud, y si fuera indivisible, un 15%.

La próxima vez que tengas que hacer frente a una mudanza ya sabes que detrás de todo esto hay una serie de normas y leyes a las que te puedes acoger. Eso sí, también hay otras que tienes que respetar.

Otros artículos

Cómo solicitar la incapacidad de una persona mayor

Sabemos que al llegar a una determinada edad, las personas comienzan a fallar no solo física, sino también mentalmente debido a enfermedades  como el alzheimer o la demencia senil, la cuales, incluso, llegan a afectar su capacidad de toma de decisión. Por eso, es algo común que se quiera solicitar  algún tipo de incapacidad.

El asesoramiento fundamental en la agricultura

El asesoramiento fundamental en la agricultura es básico, pues el sector agrícola sufre muchos cambios, por lo que es necesaria una adaptación a los métodos y demás herramientas con las que se trabaja. Unos cambios que piden el que se realice una atención mucho más personal. Existe una guerra alrededor de los precios y de los costos productivos, siendo esta una importante razón por la que los empresarios precisan un buen asesoramiento para aprovechar lo máximo el negocio y su rendimiento.

La salubridad pública, imperativo legal en el campo… y también en la ciudad

No hay que andarse con tonterías en lo que tiene que ver con el cuidado de nuestros campos. Esta parte de nuestra geografía es fundamental a la hora de garantizar el abastecimiento de productos alimentarios para la población y la verdad es que, legalmente, todas las administraciones públicas obligan a los campesinos a que mantengan sus campos libres de plagas. No cabe la menor duda de que eso es fundamental para garantizar la seguridad y la calidad de los productos que se van a terminar llevando a la boca.