La pizarra, uno de los materiales más de moda para decorar tu hogar

La pizarra ha sido desde siempre uno de los materiales que más se han asociado a la construcción y es que sobre todo en zonas de alta montaña es muy usada para poder crear tejados. Esto se debe a que aguanta mucho mejor que la teja tradicional a los cambios bruscos de temperaturas y los fríos inviernos, de ahí que en cuanto comenzáis a subir un puerto de montaña podréis ir viendo que la teja y su color naranja característico tiende a ir desapareciendo para dejar paso al habitual color negro de la pizarra.

Pero más allá de su uso en alta montaña, la realidad es que la fama de la pizarra siempre ha tenido épocas de picos y de valles, por lo que en función del año de construcción de la vivienda podemos verla o no y es que como ocurre con todo en esta vida, es cuestión de modas. En este sentido, de un tiempo para esta parte volvemos a ver de forma habitual la presencia de pizarra en muchos lugares de nuestra geografía y es que nuevamente este producto está de moda. Es por ello por lo que a lo largo de las siguientes líneas os queremos acercar un poco más a él. 

La pizarra gallega, sobre todo la ourensana es líder mundial en cuanto a exportación por calidad de este material, es por ello por lo que donde más pizarra vemos es, con diferencia, en Galicia, y dentro de esta comunidad, en Ourense. En este sentido, no es de extrañar que las empresas más punteras de venta de pizarra escojan la provincia gallega para comprar el material que luego comercializan. Así, si vosotros estáis pensando en decorar vuestro hogar con pizarra, nosotros os recomendamos que acudáis a Pizarras y derivados y es que ellos son expertos en seleccionar el mejor material para después vendérselo a sus clientes a los mejores precios del mercado. Y es que la pizarra, como os decimos, tiene múltiples usos, siendo, entre otros, los más comunes actualmente:

  • Platos y bandejas de pizarra. Los platos y bandejas de pizarra están de moda. Seguro que has podido verlos más de una vez en restaurantes. Pero además de ser muy elegantes, ofrecen otras muchas ventajas. Pueden lavarse a mano con agua y jabón. No obstante, hay que evitar frotarlos con fuerza y exponerlos a las altas temperaturas del lavavajillas.
  • Decoración con pintura de pizarra. La decoración con pintura de pizarra puede dar mucho juego a nuestro hogar. Y no sólo para los dormitorios de los niños, sino también para cualquier rincón de la casa. Desde la cocina a las puertas de entrada, pasando por los mil detalles que podemos reconvertir de esta forma y darles un toque diferente y original. Y lo mejor de todo es que si nos cansamos, siempre podemos cambiarlo.
  • Dormitorios infantiles: la pizarra puede ser una excelente idea para que los niños se expresen, pero también para estudiar o como recordatorio de las tareas pendientes. Podemos usar pizarras de toda la vida, pero también pintar alguna pared. Si no hay mucho espacio, siempre puedes aprovechar la parte trasera de la puerta o las puertas de los armarios. De esta forma, podrán cambiar su habitación a su gusto solamente con un borrador y una tiza. ¡Seguro que a tus hijos les encanta!
  • Zonas de estudio: también es una buena idea hacerlo en las zonas de estudio donde siempre necesitamos tener a mano un papel y un boli. Gracias a ello, podremos tener siempre en mente las tareas pendientes o aquello que no debemos olvidar. Perfecto para aquellos que sean muy despistados.
  • Cocina: si pintas la pared de pizarra, podrás tener siempre a mano la lista de la compra y apuntar todo lo que se te vaya ocurriendo en el mismo momento. Pero, además, conseguirás darle un toque muy original a la estancia. También puedes pintar la barra americana o algunos muebles para que tus hijos se entretengan mientras cocinas.
  • Zonas de paso y entradas: la entrada también es un lugar perfecto para colocar una pizarra y de esta forma hacer una declaración de intenciones desde el primer momento. Puedes dejar mensajes para tus invitados y darles la bienvenida.

Los suelos exteriores y la pizarra

La pizarra es un material muy interesante para suelos exteriores por sus propiedades antideslizantes. Por este motivo, podemos usarla para cubrir el suelo que rodea la piscina o hacer caminos en el jardín. Eso sí, antes de instalarlo como revestimiento para suelos, es importante asegurarse de que la superficie está completamente lisa. No obstante, en el jardín resulta mucho más sencillo, sobre todo su se hace sobre la tierra pues solamente hay que presionarlas para asegurarnos de que no se mueven.

Deja una respuesta