Normativa y leyes del sector turismo. El establecimiento hotelero

La industria hotelera, constituye un elemento básico de la oferta turística en España por lo que es fundamental la creación de políticas al respecto, a fin de mantener la calidad de los establecimientos hoteleros y dar respuesta a una demanda, que cada vez es más diversa.

En la actualidad, y debido a las posibilidades que ofrece el sector turismo en este país, son muchas que ven en la apertura de un establecimiento hotelero, una interesante oportunidad de negocio. Si se gestiona bien, y se tienen una serie de factores como la ubicación , la competencia o las condiciones sociales, económicas o políticas del momento, se puede llegar a tener mucho éxito con una empresa de estas características. El problema reside en que muchas veces, la gente se lanza a la aventura sin pensar y con un desconocimiento absoluto de las necesidades del consumidor de hoy en día.

La competencia es brutal y para destacar entre el resto, es necesario ofrecer servicios excepcionales. Este es el caso del Mercer Sevilla, un hotel que es considerado uno de los mejores del mundo. Su espectacular atractivo, sus lujosas habitaciones, el trato excepcional de su personal, la calidad de sus instalaciones y su privilegiada ubicación en pleno corazón de la capital del flamenco, hacen las delicias de miles de turistas de todo el mundo, que caen enamorados a sus pies. Por no hablar de su deliciosa comida, sus cócteles y la fantástica piscina de su súper terraza. Por la noche, es obligada la copita a orillas del Guadalquivir.

Si te interesa la política hotelera, estás de suerte, porque en este post, te lo vamos a contar todo. Y quién sabe… Puede que te conviertas en una gran empresaria y todo un referente en el sector. ¡Toma nota!, ¡Empezamos!.

Código de turismo. Normativa actual con respecto a hoteles

Grupos, modalidades y categorías de los establecimientos hoteleros

Sección 1.ª Clasificación

Artículo 1.

Los establecimientos hoteleros se clasificarán, en atención a sus características y a la calidad de las instalaciones y servicios que ofrezcan, en los siguientes grupos y categorías:

  1. Grupo 1.º Hoteles, de cinco, cuatro, tres, dos y una estrellas.
  2. Grupo 2.º Hostales y Pensiones, de tres, dos y una estrellas.
  3. Grupo 3.º Fondas.
  4. Grupo 4.º Hoteles-Apartamentos, de cuatro, tres, dos y una estrellas.

Artículo 2.

En consideración a la situación geográfica, modalidades de explotación y peculiaridades de las instalaciones o de la prestación de los servicios, se considerarán «establecimientos hoteleros especiales» los siguientes:

  1. Los situados en playa.
  2. Los situados en alta montaña.
  3. Los de temporada.
  4. Los que no disponen de servicio de comedor: Hoteles-Residencias, HostalesResidencias, Casas de Huéspedes y Residencias-Apartamentos.
  5. Los situados en estaciones termales.
  6. Los Moteles.

Artículo 3.

En todos los establecimientos hoteleros será obligatoria la exhibición, junto a la entrada principal, de la placa normalizada descrita en el artículo siguiente, en la que figurará el distintivo correspondiente al grupo, categoría y, en su caso, modalidad del establecimiento de que se trate.

Artículo 4.

La placa-distintivo consistirá en un rectángulo de metal en el que, sobre fondo azul turquesa, figurarán, en blanco, la letra o letras correspondientes al grupo y modalidad a que pertenezca el establecimiento, así como las estrellas que correspondan a su categoría, en la forma y dimensiones que se indican en el dibujo inserto como anexo. Las estrellas serán doradas para los establecimientos clasificados en los grupos de «Hoteles» y «HotelesApartamentos» y plateadas para los del grupo de «Hostales y Pensiones».

Artículo 5.

A los efectos del artículo anterior, las siglas correspondientes a las distintas clases de establecimientos hoteleros, según su grupo y modalidad, serán los que determina la actual normativa.

Artículo 6.

En la publicidad o propaganda impresa, correspondencia, facturas y demás documentación de los establecimientos hoteleros deberá indicarse, de forma que no induzca a confusión, el grupo y c ategoría en que están clasificados, así como su modalidad cuando se trate de un establecimiento hotelero especial.

Artículo 7.

1. Ningún establecimiento hotelero podrá usar denominación e indicativo distintos de los

que le correspondan por su grupo y modalidad, ni ostentar otra categoría que aquella que le fuere señalada.

2. Las denominaciones derivadas o compuestas del término «Hotel» no podrán ser

utilizadas más que por los establecimientos clasificados en los grupos primero y cuarto del artículo primero de esta Orden.

3. Queda prohibido el empleo de las palabras «Albergue» o «Parador», «Turismo» y sus derivados, como título o subtítulo de los establecimientos, así como el uso de iniciales,ab reviaturas o términos que puedan inducir a confusión.

4. El calificativo «lujo» o sus derivados solamente podrá ser utilizado por los Hoteles y Hoteles-Residencias de cinco estrellas y por los Hoteles-Apartamentos o Residencias-Apartamentos de cuatro estrellas.

El calificativo de «gran lujo» solamente podrá ser utilizado por aquellos establecimientos que, clasificados en las categorías antes citadas, la Dirección General de Empresas y Actividades Turísticas considere que, en atención a sus especiales características y calidad de sus instalaciones y servicios, reúnen condiciones para ostentarlo.

Con toda esta información y un buen estudio de mercado, sin olvidar el capital y las fuentes de financiación, claro está, tienes todo lo que necesitas para emprender. ¡Suerte!

Otros artículos

Cómo solicitar la incapacidad de una persona mayor

Sabemos que al llegar a una determinada edad, las personas comienzan a fallar no solo física, sino también mentalmente debido a enfermedades  como el alzheimer o la demencia senil, la cuales, incluso, llegan a afectar su capacidad de toma de decisión. Por eso, es algo común que se quiera solicitar  algún tipo de incapacidad.

El asesoramiento fundamental en la agricultura

El asesoramiento fundamental en la agricultura es básico, pues el sector agrícola sufre muchos cambios, por lo que es necesaria una adaptación a los métodos y demás herramientas con las que se trabaja. Unos cambios que piden el que se realice una atención mucho más personal. Existe una guerra alrededor de los precios y de los costos productivos, siendo esta una importante razón por la que los empresarios precisan un buen asesoramiento para aprovechar lo máximo el negocio y su rendimiento.

La salubridad pública, imperativo legal en el campo… y también en la ciudad

No hay que andarse con tonterías en lo que tiene que ver con el cuidado de nuestros campos. Esta parte de nuestra geografía es fundamental a la hora de garantizar el abastecimiento de productos alimentarios para la población y la verdad es que, legalmente, todas las administraciones públicas obligan a los campesinos a que mantengan sus campos libres de plagas. No cabe la menor duda de que eso es fundamental para garantizar la seguridad y la calidad de los productos que se van a terminar llevando a la boca.