¿Por qué es tan importante que los maestros conozcan las leyes educativas?

La legislación educativa se ha caracterizado por ser una fuente de polémicas y debates en España, la cual incluso ha despertado protestas en las calles e intervención de los tribunales. De hecho, tanto es así, que los expertos le tildan como uno de los principales problemas del sistema. Álgido debate que continuará hasta que se publique una ley que lleve a un consenso, objetivo del cual, al parecer, más bien se está cada vez más lejos.

Y es que sucede que durante el agitado debate de la que sería la séptima ley orgánica de la educación no universitaria vigente durante la democracia, surgieron de nuevo todos los problemas no resueltos desde hace muchas décadas y sobre los que ha girado la legislación: la convivencia entre la escuela pública y la privada, la presencia de la Religión en las aulas y el mantenimiento de un tronco común para todos los alumnos hasta los 16 años frente a la apertura de vías alternativas.

Por ejemplo, pasa que con la Ley Orgánica de Educación, LOE, 2006, el PSOE de nuevo en el poder derogó todas las anteriores leyes vigentes salvo la LODE, de la que quedó algo, aunque poco. Esta es la que actualmente está en vigor y que ha acarreado polémica y manifestaciones en las calles.

El problema está en que esta establece que todos los centros tendrán que ofrecer la asignatura de Religión, pero solo la cursarán los alumnos que lo deseen, sin alternativa. La nota nunca contará para cualquier proceso competitivo, por ejemplo, para conseguir becas o para entrar en un colegio u otro. En la ESO, los alumnos con tres suspensos deben repetir, a no ser que sus profesores digan lo contrario. Se crean dos asignaturas nuevas: Ciencias para el Mundo Contemporáneo en bachillerato, y Educación para la Ciudadanía en todas las etapas, siendo esta última la causa de un gran rechazo por parte de la Iglesia católica y sectores conservadores.

El objetivo de la legislación educativa

 

Por supuesto, el objetivo de la legislación, no es dividir bandos, ni establecer un régimen tan polémico, sino más bien reglamentar el conjunto de principios que buscan mejorar la calidad de la educación y todo lo que ésta comprende. Además de velar por el cumplimiento de los derechos y deberes establecidos en la Constitución Política de nuestro país, referidos al tema educativo.

Esta sirve para regular las funciones que ejerce el administrador educativo y el docente, ya que este conjunto de disposiciones establecen los parámetros por los que se guían estos funcionarios para actuar ante las diferentes situaciones que se puedan presentar en el contexto escolar.

Y es que es a través de la Legislación Educativa, se obtienen las normas, reglamentos, códigos, leyes, estatutos y todos los cuerpos legales que afectan el actuar de la administración educativa. Esta disciplina tiene como fin, ordenar coherente y lógicamente, las actuaciones y gestiones de los actores del proceso educativo.

¿Para qué existe un ordenamiento jurídico y por qué respetarlo?

 

El ordenamiento jurídico existe para mantener el orden y control, evitando que los individuos tengan un comportamiento indebido que afecte el adecuado funcionamiento de la sociedad, en este caso en particular, dentro del ámbito educativo. Además que , debe ser respetado ya que de lo contrario conllevaría a problemas judiciales.

La legislación educativa establece normas para diferentes situaciones, las cuales, desafortunadamente en muchos de los casos, por falta de conocimiento son pasadas por alto afectando el bienestar de la comunidad educativa. De igual manera, a pesar de existir la reglamentación, no se cumple, ya sea por falta de vigilancia y control en los diferentes centros educativos o por ignorancia de los administradores y el personal en general de estos centros. Sin contar la falta de constancia y exigencia al momento de evaluar estos entes educativos, permite que se creen fallas en su funcionamiento.

La importancia de conocer la legislación

 

Justamente de su finalidad, deriva la importancia de que todo el personal docente conozca a cabalidad este conjunto de leyes. En primer lugar, porque es importante conocer este conjunto de normas, ya que como futuros docentes debemos dominar este tipo de información para saber nuestros deberes y derechos, es decir, bajo qué parámetros ejercemos nuestra labor.

Por otro lado, también nos indica el conducto regular que se debe seguir en situaciones que se presenten en relación con los estudiantes y compañeros de trabajo.

Incluso, el sistema exige a quienes eligen recorrer este camino de la docencia que tengan un manejo del funcionamiento de la misma (deberes, derechos, funciones, designaciones, traslados, ascensos, régimen de licencia, trato al niño, procedimiento administrativos, etc.) ya que muchas veces se sanciona al docente por conductas erróneas que podrías haber sido evitadas con el conocimiento de la legislación.

Y es justamente por esto, que nace la necesidad de conocer e indagar sobre los procesos jurídicos, así como de recolectar información sobre diversos temas y componentes que integran esta legislación y cómo esto afecta su labor diaria.

Por último y en relación a este punto, cabe acotar que la labor de aprender las leyes la verdad es que no es una tarea fácil, debido a que la legislación en la materia es abundante, confusa, con poca difusión y no se encuentra un cuerpo único que la contenga. Por eso, muchos bandos defienden que debería incluirse una materia de “legislación educativa» en los planes de estudio de la carrera docente, de forma que ayude a la formación de los profesionales en dicha materia tan clave en el desempeño de sus funciones.

Principales derechos y deberes de los profesores según la ley 

 

Gran parte de la importancia que tiene el conocer estas leyes, es que a través de ellas podemos conocer nuestros derechos y deberes como profesores y actores del proceso educativo.

Así, nuestros amigos de esta academia de oposiciones de profesores de inglés en Valladolid nos presentan un compendio resumido de las mismas:

Derechos del docente

Entre los principales derechos de los docentes hay que destacar los siguientes:

  • Recibir un trato justo y respetuoso. El profesor tiene derecho a impartir sus clases en un ambiente sosegado en armonía y recibirá un trato digno así como respetuoso por parte de sus compañeros de profesión, alumnos y padres.
  • Respeto de la integridad física y moral. Debe de respetarse la dignidad de los profesores no pudiendo ser objeto de tratos vejatorios o degradantes.
  • Derecho a la libertad de expresión sin prejuicio de los derechos de todos los miembros de la comunidad educativa y el respeto que merecen las instituciones.
  • A perfeccionarse. Todo docente tiene derecho a actualizar permanentemente sus conocimientos para mejorar su desempeño profesional y su desarrollo personal.
  • A lalibertad de conciencia. Se deben de respetar sus convicciones religiosas, morales o ideológicas y su intimidad en lo que respecta a sus propias convicciones o pensamientos.
  • A trabajar en equipo.El profesor tiene derecho a trabajar con otros compañeros de profesión para el mutuo enriquecimiento, intercambio de estrategias y materiales metodológicos.
  • A asociarse.Los profesores pueden vincularse a distintas entidades como colegios profesionales, federaciones o asociaciones de forma voluntaria.

Deberes de los profesores

Estos representan el conjunto de responsabilidades de un individuo frente a otro dentro de los procesos de enseñanza-aprendizaje, con la finalidad de lograr que el trabajo del docente sea efectivo y cumpla tanto con el aprendizaje de sus estudiantes, y su desarrollo como profesional. Entre este conjunto, podemos mencionar los siete deberes fundamentales:

  1. Trabajar para el desarrollo de los objetivos de su institución educativa.  Es importante que el docente conozca y fortalezca la ejecución de la misión institucional en la que labora.
  2. Respetar los valores fundamentales: respeto a la honradez intelectual de sus compañeros y alumnos, la búsqueda de la verdad y libertad de pensamiento.
  3. Es vital conocer lo reciente dentro de su campo de especialización, de las corrientes de enseñanza y culturales de la época. Así como las investigaciones en la disciplina. Para esto, una excelente alternativa es suscribirse a asociaciones y participar de los congresos, simposios que se realizan.
  4. Participar en los programas de enriquecimiento profesional. Todos coincidimos en que los procesos de enseñanza-aprendizaje son cambiantes y que cada día surgen nuevas estrategias y herramientas, por lo tanto, es de suma importancia que dejes de ver la capacitación docente como una pérdida de tiempo. El docente debe estar dispuesto a participar de actividades de capacitación continua que le permitan desarrollar su proyecto académico.
  5. Cumplir rigurosamente con las obligaciones relacionadas con la tarea docente. Entregar y discutir el prontuario o expectativas del curso al iniciar el semestre y cumplir con la normativa de la institución en términos de fechas, entregas de notas y asistencia.
  6. Cumplir con el currículo de enseñanza.  Es fundamental concluir con el material pedagógico.
  7. Mantener una actitud positiva y atenta hacia los estudiantes.  Esto le da la confianza al estudiante de poder tener una comunicación efectiva y académica. Para esto, es bueno que el docente tome en cuenta su paso por el sistema educativo, de forma que no se olvide de las inquietudes que se tienen cuando estás sentado del otro lado del salón de clases.

Otros artículos

La salubridad pública, imperativo legal en el campo… y también en la ciudad

No hay que andarse con tonterías en lo que tiene que ver con el cuidado de nuestros campos. Esta parte de nuestra geografía es fundamental a la hora de garantizar el abastecimiento de productos alimentarios para la población y la verdad es que, legalmente, todas las administraciones públicas obligan a los campesinos a que mantengan sus campos libres de plagas. No cabe la menor duda de que eso es fundamental para garantizar la seguridad y la calidad de los productos que se van a terminar llevando a la boca.

Crecen los las viviendas de alquiler en España

¿Quién no conoce a alguien que viva de alquilar? No hace muchos años España era un país en el que nos gustaba a todos ser propietarios de algo, ahora no es que no nos guste, lo que pasa es que es mucho más complicado conseguir acceder a una hipoteca que te permita comprar una vivienda y aunque consigas ese acceso hay que hacerse a la idea de que al final estarás pagando un importe de tu nómina todos los meses en esa hipoteca que, la mayoría de las veces, tiene una duración de 30 años. Así que eso de ser propietario parece muy lejano y hay quien, al final, prefiere el alquiler.

Todo lo que debes saber sobre las herencias y sucesiones

Tras la muerte de una persona todos sus bienes, derechos y obligaciones son transmitidos a sus herederos. Es lo que se denomina herencia. Este proceso puede ser muy sencillo si la persona fallecida ha elaborado un testamento en el que se reflejan todos sus deseos o transmisiones y no hay problemas legales ni conflictos entre los herederos.  Sin embargo, también puede ser muy complicado y conflictivo el proceso de cobrar una herencia. Y es que al dolor de la pérdida se pueden sumar problemas de liquidez por parte de los herederos para adquirir la herencia, discusiones entre los posibles herederos, renuncias al legado o en el caso de no haber testamento se puede alargar mucho heredar.