Gestión de tus proyectos, optimización de tus recursos

Para hacer rentable un proyecto se ha de gestionar muy bien la inversión que se realice en innovación y desarrollo, planificando las actividades de acuerdo a un método científico, supervisando el trabajo de los centros que investigan, optimizando los presupuestos, buscando financiación. Este es el camino para conseguir conocimientos aplicables al proceso productivo o a la diferenciación de los productos. Es un camino que se debe realizar minuciosamente y con pies de plomo para que el resultado sea la materialización de una idea de progreso en la que llevamos pensando largo tiempo, que va a cumplir unos objetivos, y que va a poder ser espejo y modelo para otras empresas y emprendedores.

La gestión de proyectos debe tener en cuenta, en todas sus etapas, desde la propia idea original del proyecto, pasando por la elaboración del estado del arte, diseño experimental, planificación, evidencia de novedad objetiva o subjetiva, ejecución del plan de trabajo previsto, toma de datos en la etapa experimental, análisis de los mismos mediante un paquete de software estadístico avanzado, análisis e interpretación de los resultados, elaboración de informes, y por último, la transferencia del conocimiento generado.

La gestión de proyectos es pues una metodología de trabajo que incluye la planificación, organización, impulso y seguimiento de recursos, con el fin de alcanzar un objetivo. Un proyecto es una actividad con principio y fin determinados y que tiene como resultado un producto o servicio únicos y diferenciados, garantizando la correcta asignación de recursos, de tareas, dirección de equipos y el control de los gastos.

Todos los profesionales tienen en la gestión integral de proyectos una herramienta fundamental para llevar un control efectivo sobre estos proyectos a todos los niveles: Económico, gestión de personal, gestión de recursos, grado de cumplimiento. Se puede aplicar a cualquier campo profesional y a todos los niveles laborales, en especial en el control de los costes asociados a un proyecto, externo o interno. Un proyecto es una labor determinada que se necesita llevar a cabo dentro de un plazo determinado y con unos hitos temporales concretos, utilizando unos  recursos disponibles.

Gestión Integral de Proyectos en Sevilla

Interesados en el campo de la Gestión Integral de Proyectos, en Actionproject, expertos en gestión integral de proyectos en Sevilla (Project Management) nos dan las claves para la gestión de proyectos y la optimización de los flujos de trabajo. Esta empresa ha desarrollado una metodología propia de mejora con un departamento específico y especializado: ionProject, convencidos de que una correcta organización, comunicación y coordinación entre los diferentes elementos participantes, es la garantía del éxito de un negocio.

Actionproject aporta una dirección específica y experimentada a pymes y startups, ofreciendo una gestión de proyectos, una puesta en valor y una ejecución organizada muy útil para procesos de desarrollo tecnológico y creativo, sea cual sea el sector y el nivel de especialización.

Las soluciones que necesita toda empresa que desee una gestión integral de sus proyectos y que Actionproject ofrece a sus clientes, con independencia del tamaño de la empresa o del sector de que se trate son:

  • Análisis y establecimiento de procedimientos operativos con la fijación de hitos, tareas, organización departamental, plazos y objetivos.
  • Amplio abanico de herramientas para centralizar comunicaciones e información de la empresa y proyectos.
  • Establecimiento de panel de control con el uso de gráficos, tablas de control y KPIs, para un control adecuado que permita la toma de decisiones tempranas.

Los niveles en que se mejoran los procesos es en:

-Consultoría de Operaciones, con un estudio integral de la empresa, sus procedimientos y flujos de trabajo, para poner en práctica soluciones operativas que mejoren la digitalización empresarial, el empleo de herramientas y plantillas para controles internos, y la formación de los cuadros directivos y de empleados.

-Project Management. De la labor de este profesional, el Project Manager, depende que se entreguen los proyectos en plazo, y cumpliendo los criterios de calidad exigidos por la empresa. Supervisan el proyecto, coordinan los equipos, la comunicación con los clientes, el cumplimiento de los hitos y poder prever una posible desviación en el presupuesto, para garantizar los resultados económicos del proyecto.

La gestión de proyectos como herramienta para lograr objetivos

En la administración de las empresas, la disciplina que se ocupa del planteamiento, organización, control de los recursos para lograr el objetivo u objetivos establecidos, la motivación de los equipos, es precisamente el de Gestión de Proyectos, que se denomina también gestión integral de proyectos si su propósito no se constriñe exclusivamente al punto de partida y de finalización del mismo, sino que se ocupa de todos los departamentos, las acciones involucradas y que afecten al proyecto concreto, de la aplicación de los métodos y los medios para llevar a cabo los mismos, de la motivación y formación necesarias para su cumplimiento, análisis de resultados, emisión de informes. Se entiende por proyecto un emprendimiento temporal diseñado para producir un único producto, servicio o resultado, con un principio y final definidos, con límites en tiempo, costes y plazos de entrega, que se acomete para llegar a un objetivo único, que dará lugar a un cambio positivo que añadirá valor al conjunto de activos de la compañía. La naturaleza temporal de los proyectos se contrapone a la operativa normal de las organizaciones, con actividades que se repiten en el tiempo, con permanencia ajustada a las necesidades. El gran desafío para la gestión de proyectos es llegar a alcanzar la meta del proyecto, y los objetivos dentro de los límites de tiempo, calidad y presupuesto establecidos, además de otros como la naturaleza del proyecto, la seguridad, el medio ambiente, oportunidad estratégica, etc. Como segundo y muy importante desafío está la optimización de los recursos asignados para alcanzar la meta del proyecto. Una buena gestión integrada de los objetivos de plazo, coste y calidad produce el éxito del proyecto.

La sociedad digital en continuo desarrollo está revolucionando los procedimientos de gestión, en aspectos como la interactividad, y la participación en la gestión de proyectos de profesionales muy diversos, comunicación digital que enriquece y aporta conocimiento a la dirección estratégica de proyectos.

Es momento para apostar por la ciberseguridad y de castigar a los ‘hackers’

Nos encontramos en un momento en el que la sociedad ha evolucionado mucho en un espacio de tiempo bastante pequeño. Eso, como todos y todas podemos suponer, ha traído una gran cantidad de ventajas en nuestra sociedad. Y es que ahora somos mucho más eficientes y eficaces que en cualquier otro momento de la Historia. Pero no hay que descuidarse: los avances, a veces, trae algún tipo de problema que termina siendo grave y al que hay que ponerle freno antes de que sea demasiado tarde. Son bastantes los ejemplos de los que disponemos a día de hoy. 

Internet es uno de esos ejemplos, sin lugar a ninguna duda. La red es necesaria a más no poder, sobre todo para obtener una información que, en otros momentos, nos era muy complicado obtener. La verdad es que se ha tenido que proyectar toda una Ley para evitar que elementos tan básicos como lo son los datos más personales de un hombre o una mujer, con los que se empezaba a jugar de manera desmedida, estén a disposición de todo el mundo. Y eso ha traído más de un problema a determinadas personas. 

Hay otro aspecto que tiene que ver con Internet y la informática en general que se ha tenido que tratar y que ha traído de cabeza a mucha gente: hablamos de una cuestión como lo es la de la ciberseguridad, una cuestión a través de la cual se trata de proteger ya no solo la integridad de mucha gente, sino el dinero que maneja a través de sus cuentas bancarias. La ciberseguridad, también encargada de proteger datos de estricto carácter confidencial, es una de las cuestiones que deben ser prioritarias para cualquier tipo de gobierno, con independencia de cuál sea su carácter territorial. 

El desarrollo de este tipo de cuestiones ha hecho necesario que exista una legislación al respecto. Recientemente, hemos tenido acceso a un artículo que fue publicado en la página web oficial del BOE y que habla de la publicación de un Código Ético en lo que tiene que ver con ciberseguridad, algo que es realmente necesario y que hay que promover a toda costa. Tenemos dos maneras complementarias de defendernos ante este tipo de cuestiones: la seguridad informática de los mejores expertos y las leyes que regulan cualquier problema que se pueda dar en materia de ciberseguridad. 

Se trata de asuntos que tienen una importancia realmente grande porque afectan a cualquier tipo de persona y a cualquier sector de actividad que nos podamos imaginar. Una noticia con la que hemos dado en el portal web Smart Lighting informaba de la presencia de legislaciones de ciberseguridad en el sector energético en la Unión Europea. Y este es solo un ejemplo de muchos. La verdad es que todos los sectores necesitan apoyo en este sentido porque, de lo contrario, están expuestos a cualquier tipo de maldad que los hackers estén planeando. 

No es momento de escatimar en ciberseguridad. Se trata del asunto más importante en lo que tiene que ver con la seguridad de un negocio o de una persona y de ahí que no sea aconsejable dejar cualquier cabo suelto en la materia. La Ley, desde luego, no es suficiente para tratar este asunto porque interviene a posteriori. Hay que tener un sistema que nos permita defendernos antes de que se produzca cualquier ataque y eso es lo que, en opinión de los profesionales de Inforges, es lo que la gente está demandando en un momento como el actual. De la combinación de la seguridad informática y la Ley se desprende la mejor manera de gestionar todo este asunto. 

La acción de los gobiernos, imprescindible

Lo que hay que tratar de comprender desde todo tipo de entidades gubernamentales es que este tipo de asuntos requiere de una cierta celeridad y que las leyes tienen que proteger de manera inmediata a todas aquellas personas o entidades que estén amenazas de algún modo. Los juristas así lo vemos y lo cierto es que, si no se produce este tipo de movimientos de manera inmediata, los gobiernos estarán dejando a merced de delincuentes a su tejido empresarial. Y la verdad es que esto no es demasiado recomendable.

A nadie se le escapa que luchar contra la ciberseguridad es una prioridad a día de hoy y que requiere de un esfuerzo constante por parte de todos, de informáticos (para generar sistemas que permitan combatir ese tipo de problemas), de políticos (para generar leyes que protejan a la ciudadanía ante este tipo de asuntos) y de juristas (para asesorar a esos políticos y castigar a todo aquel que se lo haya merecido). De la acción conjunta de todos estos grupos depende el éxito de esta misión, una misión que es realmente importante y que no podemos dejar de lado en ningún momento.